sep
8
2010

“Retos de la Familia Cristiana en el Mundo de Hoy” I

Las tres parábolas de la Misericordia

Lc. 15, 1-32

El Evangelista Lucas nos cuenta la historia de 3 familias distintas que tenían algunas cosas en común.

Resumiré las historias tal cual como lo hizo Salvador Gómez, predicador católico.

La Oveja perdida

En una familia de pastores se perdió una oveja. El pastor que tiene 100 ovejas, dejas las 99 en el desierto, y sale en busca de esa que se le ha extraviado.

Cuando la encuentra, se la pone muy contento sobre los hombros, y al llegar a la casa, convoca a los amigos y vecinos y hacen Fiesta.

La Dracma perdida

En otra familia, una mujer que tiene 10 monedas, pierde una, y la busca por toda la casa.

Al encontrarla, le comenta a todos sus familiares, y hacen Fiesta.

El hijo perdido y el hijo fiel

Un hombre tenía dos hijos. El menor de ellos le pide al padre la parte de los bienes que le correspondía. Lo mal gastó. y decide volver.

El padre lo recibe con los brazos abiertos, reune a sus criados, y hacen Fiesta.

Qué tienen en común estas familias?

Todas hacen fiesta?

Todas han perdido algo.

En dos de estas familias se extravía una oveja o una moneda, salen a buscarlas y las encuentran.

Pero en la última familia, existe la Libertad que Dios nos ha concedido, de salir y no querer ser encontrados.

Debemos regresar por nuestra propia cuenta. Y seremos recibidos como el padre bueno hizo con su hijo.

Dios nos hizo libres. La libertad no es hacer lo que nos de la gana.

Sómos acaso esclavos de “la gana”?

Pues si es así, nos gana “la gana”.

- Salvador Gómez, predicador católico.

Responde